elementoss para que los niños aprendan sobre el mundo de los vegetales

4 CONSEJOS PARA HACER TUS CLASES STEM:



PREGUNTA “¿QUÉ?”, NO “¿POR QUÉ?”
Cuando preguntas “¿por qué las hojas de los árboles se caen?” o “¿por qué el cielo es azul?” estás transmitiendo la idea de que hay una respuesta correcta. Y si tus alumnos no la conocen, pierden confianza e interés.
Prueba a preguntar “¿qué?”. Así los orientas a observar un fenómeno y a describirlo con palabras, o con dibujos o acciones. Esto aumenta su confianza en sí mismos, a la vez que favoreces habilidades STEM como la indagación, el pensamiento crítico, la observación y la comunicación.

INTRODUCE VOCABULARIO
Usa palabras que relacionen lo que los alumnos están haciendo con cómo están aprendiendo.
Por ejemplo, si los más pequeños están jugando con plasticina, comienza a ocupar palabras como “diseño” o “construcción”. Si están experimentando con arena o con agua, utiliza las palabras “observar”, “experimento” o “prueba”, para ayudarlos a entender el significado real y práctico de estas palabras, y a familiarizarse con ellas.

AYÚDATE DE LA TECNOLOGÍA
¿Tienes acceso a internet? ¿Tienes recursos tecnológicos para que los alumnos presenten sus observaciones o resultados? Si es así, anímalos a usar internet para hacer trabajos de investigación. Enséñales cómo hacerlo y pídeles que se graben, que usen programas sencillos para presentar al resto de la clase sus proyectos, investigaciones y conclusiones. Desarrollarán habilidades comunicativas y tecnológicas.

PLANTÉALES UN RETO
Los alumnos más pequeños son curiosos por naturaleza. Les gusta investigar con sus propias manos. Hazles preguntas mientras juegan con materiales, plantéales una idea que tengan que resolver por sí solos.
Pueden hacerlo por pequeños grupos, probando qué cosas funcionan y qué cosas no lo hacen.